TORNEO DEL MEDITERRANEO – MENSAJE DE NUESTRO PADRINO