El viernes 1 de diciembre, nuestra comunidad escolar celebró el Día Internacional de las Personas con Discapacidad. Para celebrarlo, el Conseil de Vie Collégienne se implicó en la organización de la jornada regalando a profesorado y alumnado pulseras naranjas y sensibilizando a sus compañeros/as sobre una sociedad inclusiva.
Fleur, nuestra voluntaria del servicio cívico, ofreció talleres sobre  durante el recreo. El alumnado mostró gran interés participando en un cuestionario y haciendo muchas preguntas.
Como dice el antropólogo Charles Gardou, no hay muchas humanidades -una fuerte, otra débil, una al derecho y otra al revés-, ¡sino una sola! El reto de la inclusión es forjar un “nosotros”, un repertorio común, porque no existe una vida minúscula o una vida mayúscula.